La CGT decidió un paro por 24 horas para el 29 de mayo

La Confederación General del Trabajo convocó a una medida de fuerza para fin de mes en rechazo a las políticas económicas del Gobierno.

Foto (Gentileza)

La Confederación General del Trabajo (CGT) convocó esta tarde a un paro nacional por 24 horas para el próximo miércoles 29 de mayo. Así lo anunciaron los líderes del organismo sindical Héctor Daer y Carlos Acuña. La medida de fuerza es en rechazo a las políticas del Gobierno del presidente Mauricio Macri y "la aceleración de la decadencia de la economía" de los trabajadores.

"La decisión es por solidaridad con lo que está sucediendo en el país. Para nosotros está primero la Patria, en este momento no hay sector que no esté afectado. (La medida) no tiene nada que ver con la división en el movimiento obrero, ni con lo político, tiene que ver con lo que nos pasa a todos los argentinos", afirmó Acuña en conferencia de prensa en la sede de la calle Azopardo.

El secretario general de la CGT aseguró que la decisión se tomó en respuesta a una situación económica dura que "afecta a todos los trabajadores y a los compañeros que aún buscan trabajo". Además, sostuvo que la decisión "se viene gestando desde la semana pasada" y que decantó en el paro "con consenso unánime".

Los líderes cegetistas anunciaron la medida de fuerza luego de una reunión del Consejo Directivo de la central, en la que se tomó la decisión de lanzar el paro de forma unánime.

"Después de un análisis pormenorizado, en forma unánime, el Consejo Directivo convoca a una medida de acción directa, que se trasladará en un paro de 24 horas con fecha del 29 de este mes", señaló Héctor Daer.

Si bien en conferencia de prensa aseguraron que fue en forma unánime, PERFIL pudo saber que hubo sectores de la CGT que no querían ir al paro, por lo que la decisión fue puesta a votación, en la que ganó el sí a la medida de fuerza.

Será la quinta medida de fuerza de la central pensionista contra la administración de Cambiemos. La medida de fuerza fue lanzada 14 días después del paro nacional que llevaron adelante los gremios alineados en el Frente Sindical de Hugo Moyano y las CTA, al que no adhirieron los gremios del transporte y la mayoría de los integrantes de la conducción cegetista.