Abusos en la escuela 38: pueden haber más casos y no descartan denunciar a los directivos por encubrir al ex docente

Formularon nuevos cargos contra Javier Bernel, el ex maestro exonerado de la Escuela 38 por abusar de sus alumnas. Dos niñas más, se suman a la lista de víctimas de abuso sexual, no descartan más denuncias.
 

Foto (Gentileza)

El ex docente Javier Bernel, detenido con prisión preventiva, fue nuevamente acusado por  el delito de “abuso sexual simple agravado por ser el encargado de la educación, reiterado en un número indeterminado” contra otras dos niñas.

Según la acusación fiscal, uno de los nuevos hechos ocurrió en la Escuela 56 de Roca, cuando la niña cursaba 3° grado en el 2013, Bernel estaba cubriendo una suplencia. Fue en esas circunstancias que abusó de la niña, realizando tocamientos.
 
El otro hecho fue cuando otra nena estaba en 3° y 4° de la Escuela 38 y el imputado tocó a la víctima por encima de la ropa, en el aula y durante un recreo. 
 
Los casos de este aberrante hecho se suman a las denuncias que salieron a la luz el pasado 3 de agosto en la escuela Nª 38 de Stefenelli. Allí, el día anterior, una nena de sexto grado contó en un taller de ESI que su maestro la abusaba sexualmente. Así fue que luego de haber logrado poner palabras al horror, varias niñas también se animaron a contar los abusos que pasaron en manos del  ex docente. A raíz de las denuncias de los padres, la justicia ratificó las doce denuncias hasta la fecha, a las que se les suman dos casos más.
 
Las familias denuncian que no tuvieron acompañamiento del Estado. “Comenzó una pesadilla que por lo menos las familias de las víctimas estamos transitando solas. Ninguna nena tiene apoyo psicológico. No se activó ningún protocolo  para atender esta situación.  No hubo acompañamiento por parte del Ministerio de Educación ni por parte de Salud Pública”, indicaron.

Leandro Aparicio, abogado de las familias que denunciaron al docente, dijo a Medios del Aire, que no le sorprende estos nuevos casos porque saben que hay más, no solo acá, sino en otros lugares donde no se han animado hacer las denuncias.

“Entendemos en un principio que todos los casos se van a unificar en una misma causa”.

Aparicio, planteó que hay que replantearse seriamente el rol de los organismos estatales. “No podemos entender por qué los directivos cajonearon la denuncia que se hizo en el 2015, permitiendo que el docente siguiera actuando con total impunidad”.

Agregó que fueron cómplices, y hay una responsabilidad de los funcionarios públicos que recepcionaron la denuncia en la escuela y no hicieron absolutamente nada.

El representante legal de las familias, anticipó que la semana que viene va a denunciar por separado a tres funcionarias de educación por encubrir al docente. “Queremos que den las explicaciones pertinentes al no dar curso a las denuncias que hicieron los padres, no entendemos si fue por precio, inoperancia o ineficiencia”, señalo.

El 24 de mayo se convocó a una audiencia, en la Ciudad Judicial, a los responsables institucionales del Ministerio de educación. Las familias de las victimas quieren que el Estado de explicación de su accionar frente a las denuncias radicadas en un principio en la escuela y luego en la Justicia.  

 “Es una etapa previa obligatoria donde el Estado puede asistir o no. Pero entendemos que antes de cualquier reparación tiene que haber una contención psicológica y apoyo a la familia, que no existió nunca jamás. Primero  se lo encubrió, luego se intentó presionar a las víctimas y después se dejó todo como esta”, remarcó Aparicio.

Por su parte Marina, mamá de una de las niñas, cuestionó el rol que asumieron las autoridades públicas de distintas instituciones.  “Se vulneraron los de derechos de los niños y niñas, hace tres días atrás aparecieron de salud para llevarnos contención a las familias, es una vergüenza, el Estado de esta manera funciona mal”.

“Interpelamos a que nos den explicaciones, nos llama la atención la pasividad y liviandad con la que se tomó el caso Bernel dentro de  los estamentos de poder, nos dan a entender que funcionan como corporaciones. Acá hubo un hecho gravísimo de negligencia, no están capacitados para estar al frente de nuestros hijos, se nos vino la vida encima, por qué hicieron mal las cosas”, concluyó.