Cambia Mendoza obtuvo un categórico triunfo, con el 50 % de los votos

El comicio provincial consagró al intendente de la ciudad, el radical Rodolfo Suárez, que será el próximo gobernador en reemplazo de Alfredo Cornejo, tras ganarle por más de 15 puntos de diferencia a la coalición Elegí Mendoza, que postulaba a la senadora kirchnerista Anabel Fernández Sagasti.

Foto (Gentileza)

Con el 75% de las mesas escrutadas, el radicalismo obtenía el 50,76 % de los votos, mientras que el peronismo, representado en Elegí Mendoza, llegaba al 34,36 %.

En tercer lugar se ubicada Protectora, con el 8,24 % y cuarto y último el Frente de Izquierda, con 3,23 %.
Uno de los pilares de la elección fue la gran participación del electorado, que alcanzó el 80 % del padrón, superando en tres puntos a las Primarias de junio.

Pero el principal argumento del amplio triunfo tuvo que ver con la separación de las elecciones provinciales de las nacionales.

De hecho, el resultado de hoy supera los números que Suárez obtuvo en las PASO cuando llegó al 42,9 % de los sufragios.

En ese aspecto, se dio en Mendoza (donde no existe la reelección de gobernador) la tendencia que viene reiterándose en el resto de las provincias que ya adelantaron sus comicios: los votantes deciden una cosa a nivel local y otra a nivel nacional.

En las primarias nacionales de agosto, los candidatos Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, del Frente de Todos, fueron los más votados en la provincia, alcanzando el 40,48 % de los votos (cinco puntos más que Fernández Sagasti en junio).

La fórmula de Juntos por el Cambio, compuesta por el presidente Mauricio Macri y el senador nacional Miguel Angel Pichetto, arañó el 37 %.

Curiosamente, para diputados nacionales el peronismo obtuvo una ventaja de sólo el 0,8 % sobre los postulantes de "Cambia Mendoza", como se llamó Juntos por el Cambio en la categoría de legisladores.