Juntos por el Cambio y la izquierda no darán quórum para la ley de Solidaridad Social

Luego de una jornada de idas y vueltas, el interbloque de diputados de  Juntos por el Cambio resolvió no dar quórum para la sesión en la que el oficialismo busca tratar el proyecto de la ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva y en la que, además, deben asumir 25 legisladores del Frente de Todos. A ellos se sumó el Frente de Izquierda.
 

Foto (Gentileza)

Hasta anoche, la bancada tenía en claro que rechazaría de plano la iniciativa enviada al recinto por el Gobierno, aunque terminó por decidir "por unanimidad no dar quórum y no votar una ley que significa anular el Congreso Nacional delegando todas sus funciones constitucionales en el Poder Ejecutivo Nacional".

"A poco más de un mes de las elecciones del 27 de octubre en la que más de un 40% del electorado nos eligió para defender los valores republicanos que se conjugan en Juntos por el Cambio, no podemos traicionar a la ciudadanía delegando el mandato popular que hemos recibido en el Gobierno nacional", informó el interbloque opositor en un comunicado lanzado tras la reunión que mantuvo por la noche.

La determinación de no dar quórum se adoptó tras una votación a la que se llegó con posturas encontradas, encabezadas, básicamente, por la Coalición Cívica y parte de la UCR. Gerardo Morales, gobernador de Jujuy, remarcó esta mañana que no está de acuerdo "con la actitud antidemocrática de no permitir jurar a los legisladores del Frente de Todos que se tienen que integrar a la Cámara de Diputados de la Nación". "La rechazo terminantemente", enfatizó.

El diputado Nicolás del Caño, por su parte, aseguró que el Frente de Izquierda "no va a facilitar el quórum ni los votos a este megaproyecto que le otorga superpoderes al Poder Ejecutivo para estructurar todo su plan económico en función del pago de la deuda del FMI, los bonistas, y por otro lado ajustar a los jubilados".

"Si los bonistas, el FMI y los acreedores internacionales saludan el proyecto, es porque es contra los trabajadores y jubilados, que son quienes van a financiar el pago de la deuda. Para acompañar el proyecto no nos vamos a sentar, porque consideramos que es una confiscación a los jubilados y trabajadores", agregó su compañera de bancada Romina del Plá en diálogo con la prensa, frente al Congreso.

El Frente de Todos, de esta forma, deberá buscar en otros bloques los diez diputados que le faltan para llegar a los 129 que le permitan iniciar la sesión en la que pretende debatir el proyecto que apunta a reasignar partidas presupuestarias y modificar el esquema impositivo para destinar mayores recursos a los sectores de menores ingresos, así como reactivar el consumo y recaudar dólares para afrontar los compromisos de deuda en 2020, mediante herramientas como el recargo de 30% al "dólar turista" y el "dólar ahorro".

La situación del bloque oficialista se ve complicada ya que tiene de 25 diputados menos, que han sido nombrados para distintos cargos en el Poder Ejecutivo o como funcionarios, y sus reemplazantes no pueden asumir hasta que se lleve adelante esta sesión a la que la oposición no quiere dar quórum. BAE