Con un plan a tres años buscan avanzar en las obras de las rutas 22, 23 y 151

Así lo dijo el arq. Gustavo Casas, quien  fue oficializado como nuevo jefe de Distrito de Vialidad Nacional en Río Negro. "Vamos a trabajar en un plan trienal, para que  en un plazo de tres años y medio podamos ejecutar las obras que faltan".
 

Foto - Gentileza / Arquitecto, Gustavo Casas

El arquitecto, Gustavo Casas, fue oficializado como nuevo jefe de Distrito de Vialidad Nacional en Río Negro. La designación fue publicada en una resolución firmada por el titular a nivel nacional del organismo, Gustavo Arrieta.

Casas asumió la dirección de la delegación rionegrina en reemplazo de Nelson Iribarren, con quien mantuvo una serie de reuniones formales para articular ordenadamente la transición en el organismo.

En dialogo con Medios del Aire, el nuevo jefe del Distrito habló sobre las obras viales que Vialidad Nacional  proyecta a lo largo y ancho de la provincia: "Vamos a trabajar en un "PLAN TRIENAL", para que en un plazo de tres años y medio podamos ejecutar las obras que faltan".

“La idea es que el plan trienal se transforme en una política de estado. Acá no hay color partidario, solamente el color de la ruta”.

Casas señaló que “las obras se tienen que terminar en todos los lugares donde los usuarios las padecen como la ruta 22 en al Alto Valle, 23 en Bariloche y la 151 que une Cipolletti con Catriel, que es un desastre”.

“La idea es que los rionegrinos circulen por las rutas y no por las banquinas”

"Esto no se puede hacer en 3 días, por eso la idea es armar un plan trienal ordenado, consecuente y posible. Llevando un plan ordenado todos los responsables nacionales, provinciales y municipales lo podremos entender, obtener los recursos y tener las rutas como corresponden".

Al ser consultado por la terminación de los tramos paralizados de la Ruta Nacional 22, en el Alto Valle, Casas indicó que el proyecto está incluido en el plan trienal y van a trabajar para que eso ocurra.

En este sentido, insistió en el trabajo conjunto para llegar a los acuerdos totales, tanto de las autoridades municipales como provinciales, para que los representantes nacionales puedan defender el proyecto, que estima poder acercar en un plazo de treinta a cuarenta días.

En referencia a “las murallas” que se levantaron sobre la Ruta 22 y que fueron rechazadas en Roca, el referente de Vialidad Nacional en la provincia dijo que “estos grande montículos, que han partido ciudades, familias y economías, ya están. Los que se tengan que terminar van a seguir, así no generamos ninguna cuestión especial y el proyecto ejecutado se concrete”.

"Los montículos, urbanísticamente hablando,  me parecen un desastre".

En relación al tramo de Roca, añadió que esta la posibilidad de evaluar,  pensar y mejorar el proyecto. “Sería conveniente chalar con los vecinos y los municipios de Roca y Allen que es lo mejor para sus ciudades. El proyecto tiene que estar definido para los próximos meses”.