Recta final para las elecciones en Neuquén

Las elecciones en la provincia de Neuquén son el 10 de marzo, van a ser las primeras que definan un gobernador en el 2019. El año electoral lo abrieron las comicios internos en La Pampa, pero para la elección general aún faltan dos meses. Por eso la competencia electoral en la provincia patagónica mantendrá en vilo al oficialismo y la oposición nacional. Es la primera jugada de una partida de ajedrez que culminará en octubre o, tal vez, en noviembre.

Foto (Gentileza)

En la recta final para los comicios neuquinos, Cambiemos y el kirchnerismo movieron sus fichas para hacer público el respaldo a los candidatos que tienen en la provincia y enviaron dirigentes reconocidos para apoyar las candidaturas de Horacio "Pechi" Quiroga y Ramón Rioseco. Mientras tanto, el actual gobernador Omar Gutiérrez, del Movimiento Popular Neuquino (MPN), decidió profundizar las recorridas por los barrios y las localidades del interior como una forma de hacerse fuerte en el territorio.

Según las encuestas que manejan en el gobierno nacional, Quiroga está ubicado en el tercer lugar, debajo de Gutiérrez y Rioseco. Tanto desde el MPN como desde Unidad Ciudadana sostienen que la definición será entre sus candidatos. Puertas adentro del kirchnerismo consideran que hay un empate técnico y que el ex intendente de Cutral Có puede dar el batacazo el próximo domingo y lograr vencer al MPN después de más de cinco décadas en el poder.

En el oficialismo local están convencidos que la reelección del actual gobernador está asegurada y que existe una distancia corta pero determinante en la intención de voto de ambos candidatos. En la gobernación neuquina sobra tranquilidad y hay expectativa por los resultados finales. Apuestan a seguir recorriendo localidades en los dos días que le quedan antes de la veda electoral y a evitar confrontaciones con los candidatos del kirchnerismo y Cambiemos. Una estrategia basada en la gestión y la historia del partido.

En el entorno de Gutierréz no se hacen eco de los cuestionamientos de los candidatos rivales por la extensa permanencia en el poder del MPN, que gobierna Neuquén desde 1963, con las interrupciones generadas por los golpes de estado militares que hubo en 1966 y 1976. Incluso dejan entrever que tanto Quiroga como Rioseco gobernaron durante tres períodos la ciudad de Neuquén y Cutral Có, y ahora critican la permanencia en el tiempo del partido que lidera el actual gobernador.

Ramón Rioseco, el candidato que representará la alianza entre Unidad Ciudadana y el Frente Neuquino, logró el mayor respaldo la última semana cuando el jueves fue recibido por la ex presidenta Cristina Kirchner en el Instituto Patria. Dos días después el diputado Axel Kicillof -uno de los posibles candidatos K para enfrentar a María Eugenia Vidal en Buenos Aires- viajó a Neuquén y encabezó un masivo acto en su apoyo.

Por último, este martes, el sindicalista Víctor Santa María, presidente del PJ Porteño, recibió al candidato neuquino en el Sindicato Único de Trabajadores de Edificios de Renta y Horizontal (SUTERH) y remarcó la importancia de haber logrado la unidad peronista en Neuquén. En definitiva, fue resaltar el pedido que Cristina Kirchner les hizo a todos los dirigentes de su espacio en los últimos meses: cerrar la unidad en cada provincia y sin disputas internas.

En el kirchnerismo esperan con ansias la elección del domingo. Consideran que tanto en Neuquén como en Río Negro, la próxima elección general que sigue en el calendario electoral, pueden ganar. El nombre detrás de los candidatos es el de Cristina Kirchner. Si ganan ellos, también gana la ex Presidente.

Fuente: Infobae