Para UnTER no será un inicio normal de clases, denuncian problemas edilicios

UnTER realizó una presentación ante el Ministerio de Educación y Derechos Humanos, exigiendo respuestas para graves problemas edilicios que padecen más de cuarenta instituciones educativas, que no podrán iniciar el ciclo lectivo normalmente el próximo 11 de marzo.

Artículo redactado por
Medios Del Aire

Foto (Gentileza)

El informe elaborado por el equipo de delegadxs de Salud en la Escuela, contradice los anuncios mediáticos del gobierno, respecto a que todas las escuelas se encuentran en condiciones. De hecho, hay instituciones relevadas, que no pudieron terminar el ciclo lectivo 2018 por graves problemas edilicios motivaron la suspensión de clases. Situaciones que detonaron por problemas de gas y se agravaron luego de que se detectaran graves irregularidades estructurales.

En el marco de la reunión con el responsable de Infraestructura escolar, Adrián Carrizo, en diciembre del 2018, se presentó el informe detallado y durante el receso escolar se continuaron las acciones en cada Consejo Escolar, sin embargo, aún con el corrimiento del inicio de clases, persisten escuelas sin condiciones de habitabilidad y seguridad por 
retraso en la construcción, paralización de obras, como por ejemplo los 13 jardines , establecimientos sin habilitación de gas , sin suministro de agua, entre otros problemas .

En la nota presentada, desde la Secretaría de Salud en la Escuela de UnTER, reitera que todas estas situaciones han perjudicado el proceso de enseñar y aprender de cientos de trabajadorxs y estudiantes, sin embargo las comunidades educativas siempre mantuvieron la predisposición para el diálogo, con el objetivo de encontrar soluciones; y que una vez agotada esta instancia, recurrieron a la justicia, donde hicieron lugar a su reclamo como sucedió con la Escuela Especial N° 5, de Villa Regina. Institución que el Concejo Deliberante declaró en Emergencia Educativa.

También es importante destacar que la predisposición y la buena voluntad de las comunidades educativas las llevó a aceptar propuestas del ministerio, que no se condicen con el respeto por la integridad y la salud como por ejemplo: espacios refuncionalizados , biblioteca trasformadas en aulas, escuelas que se trasladaron a otras instituciones como el Jardín 127, reubicado en el quincho del Club Fernández Oro. Espacio inapropiado, independiente de los arreglos temporales, no reúne las condiciones pedagógicas y de habitabilidad necesaria que requiere el nivel.

Desde UnTER se realizaron los seguimientos de obras durante los meses de enero y febrero, tal como se le advirtió al subsecretario de Coordinación. Por ello, se denunció que las escuelas de los parajes que iniciaron el ciclo lectivo en febrero, eran discriminadas una vez más, con edificios sin limpieza, agua, gas, sin provisiones para insumos, ni comedor, sin transporte.