AHORA: Se levantó la toma en calle Maipú y Evita

Después de haber tenido una reunión con autoridades del municipio y de la Fiscalía número 5, alrededor de 100 familias de la toma denominada “Hijos del barrio Tiro Federal”, decidieron levantar la medida que mantenían desde el domingo. Según Adriana, una vecina que ingresó al predio, dijo a Medios del Aire que el municipio se comprometió a analizar y resolver cada caso, al término de 25 días hábiles.
 

Artículo redactado por
Medios Del Aire

Foto (Gentileza)

El municipio llegó a un acuerdo con los vecinos de la toma “Hijos del barrio Tiro Federal” para qué levanten la ocupación de las tierras. “Nosotros nos comprometimos a desactivar la toma y esperar a ser reubicados, expresó Adriana, vecina del barrio quien permaneció en los terrenos tomados sobre la calle Maipú y Evita.

“El acuerdo consiste en el relevamiento de las 100 familias carenciadas que ocupamos las tierras, tenemos que presentar el listado en la Fiscalía, quienes se van a encargar de presentarlo en el municipio. La municipalidad, dispuso un plazo de 25 día para analizar cada caso y priorizar aquellos que realmente necesitamos acceder a un terreno”, agregó Adriana.

“Llegamos a esto porque ya no podemos sostener los alquileres, muchos recurren a comedores para comer, estamos viviendo en condiciones extremas. No somos de ninguna bandería política con muchos intentaron instalar en los medios. Tenemos la esperanza de acceder a un terreno, hay un compromiso firmado y esperamos que se cumpla”, concluyó la vecina.

Esteban, otro de los vecinos que estuvo en lugar, manifestó que todas las familias accedieron a las condiciones que acordaron con la justicia y el municipio, “ayer levantamos todo y nos retiramos del lugar, ahora estamos terminando el listado que nos pidieron”. Al ser consultado, por la ocupación de los mismos terrenos por otro grupo de vecinos, dijo que no tienen información certera, pero confirmó que anoche no quedó nadie en el predio tomado.

La toma se había activado el domingo por la tarde. Los vecinos llegaron con carpas, alambres y maderas, el pedido era poder acceder a lotes de tierras para poder construir sus viviendas. Por la toma de los terrenos surgieron versiones cruzadas entre el municipio y la provincia. En plena campaña Soria acusó al gobernador Weretilneck, quien ayer inauguró una escuela a metros de la ocupación del predio.   

Por parte de la justicia intervino la fiscal, Dra. Graciela Echegaray y el fiscal, Gastón Britos en conjunto con autoridades del municipio roquense. - (MDA)