“Los productores no estamos satisfechos con el valor que recibimos cuando sabemos cuánto paga el consumidor”

Así lo aseguró Jorge Pasos, Director de Economía de Came. Un informe realizado por el organismo determinó que los consumidores pagaron en septiembre cinco veces más de lo que cobraron los productores agrícolas.
 

Foto-gentileza

Un relevamiento de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME) estableció que los consumidores de productos agrícola o ganaderos pagaron en septiembre un promedio de 5,01 veces más que lo que recibieron sus productores, un 21% más que en agosto. En tanto, la participación del productor en el precio final bajó a 25,7%.

En este sentido, Jorge Pazos, Director de Economía de Came, en diálogo con Medios del Aire, detalló cuales son las principales causas de la importante brecha entre precio de origen y precio de destino en productos agrícolas.

Pasos explicó que se analiza una canasta de 25 productos, correspondientes al sector cárnico y al sector de frutas y vegetales, y que el aumento en los precios de algunos de esos productos naturalmente “responden a la estacionalidad, y hay otros vinculados a lo que se llama oferta y demanda”.

Sin embargo, en torno al aumento desmedido de la brecha entre producto de origen y de destino en los últimos meses, indicó que: “Hay varias explicaciones que se pueden llegar a dar, pero se puede pensar que esta diferencia obedece a que la pandemia se ha trasladado a distintas zonas y distintas provincias, lo cual generó una merma en la mano de obra necesaria para poder hacer los trabajos de cosecha. Por otro lado, la fuerte sequía y la estacionalidad hizo que algunos productos se dispararan de alguna manera distinta a lo que año a año se viene verificando”.

Los datos surgen del Índice de Precios en Origen y Destino (Ipod) que elabora Came desde 2015, en base a precios diarios online de los principales supermercados de 14 provincias del país. De esta manera, la primera semana de cada mes, se realiza un relevamiento de 700 precios de verdulerías y mercados para cada producto, a la vez que se estudian los precios de origen de las principales zonas productoras.

Según el informe, la mayor brecha de precios se detectó en la zanahoria, donde el precio se multiplicó por 12,09 veces desde que salió del campo, seguida por la manzana (10,17 veces), la pera (8,47 veces), y el zapallito (8,23 veces).

 “Los productores no logramos estar satisfechos con el valor que recibimos cuando sabemos cuáles son los precios que el consumidor paga, que tampoco debe estar satisfecho”, sentenció Pasos.