ATE extendió las protestas en la ANSES a todo el Alto Valle

Desde las 6.30 el sindicato bloquea las oficinas de Cipolletti, Roca y Villa Regina

Foto (Gentileza)

Ante la ausencia de respuestas al pedido de reincorporación del personal despedido en la ANSES de Cipolletti, ATE profundiza las medidas de fuerza y desde hoy suspende la atención en las sedes de General Roca y Villa Regina.

Advierte asimismo que la semana próxima extenderá la cancelación de servicios en todas las dependencias del organismo nacional en Río Negro. La resolución fue adoptada luego haber encontrado como respuesta de las autoridades el despliegue de la Policía Federal en la oficina de Cipolletti y las persianas bajas por decisión unilateral de los funcionarios.

"Hemos decidido extender las protestas a varias delegaciones más, y pronto no habrá atención en toda la provincia. Este gobierno está vaciando la ANSES. Se está robando toda la plata de los jubilados y ya casi no garantiza ninguna prestación o servicio”, denunció el secretario general de ATE, Rodolfo Aguiar.

"La ANSES está dejando morir a sus beneficiarios: se quedan con los fondos de sus haberes, mientras caen bajo la línea de pobreza y ni siquiera pueden comprar los medicamentos mensuales que necesitan", explicó el dirigente.

"Que nadie intente confundir al pueblo. El máximo organismo de seguridad social mantiene sus persianas bajas por la ineficiencia y absoluta incapacidad de gestión de sus funcionarios”, fustigó Aguiar.

El conflicto con el Gobierno nacional surgió a partir del despido en Cipolletti de trabajadores sin antecedentes en sus legajos y con perfecto cumplimiento de sus tareas. Ante el pedido de reincorporación inmediata, la ANSES promovió esta semana el despliegue de 50 efectivos que impidieron el ingreso de empleados y beneficiarios a la delegación.

Para ATE el hecho constituye una prueba piloto: si no hay reacción, la ola de cesantías en el organismo podría cubrir varias sedes en toda la provincia y el país.