Neuquén: Comenzó el juicio a policías que golpearon a Facundo Agüero

Comenzó el juicio a sala llena por las lesiones que sufrió Facundo Agüero, el joven de 23 años que el 8 de marzo del 2018 fue brutalmente agredido por cuatro policías de la provincia de Neuquén que por las lesiones que le causaron lo dejaron postrado en sillas de ruedas y con secuelas de por vida. Agüero permanece todavía en el hospital.
 

Foto (Gentileza)

Los efectivos policiales que están siendo juzgados son los suboficiales Lucas Medina, Pablo José Escudero, Romualdo Mardones Vázquez y Juan Alberto Rubilar.

La fiscal Valeria Panozzo presentó la teoría del caso, recayendo la mayor acusación sobre Pablo Escudero, responsable de las peores lesiones que sufrió Agüero y que lo dejaron prácticamente en estado vegetativo.

Escudero fue quien le pateó dos veces la cabeza, se arrodilló en las cervicales durante unos cinco minutos lo tomó de los brazos y lo arrastró. El resto de los policías lo golpearon con patadas y trompadas y están acusados de vejaciones y lesiones leves, además el oficial de mayor rango fue acusado de haber omitido su intervención para terminar con la agresión.

La querella adhirió a la teoría de la fiscal, en tanto los alegatos de las defensas, 4 abogados por separado, argumentaron que ninguno de los imputados tuvo intención de someterlo a semejante golpiza, pero “el chico estaba muy exaltado”.

El tribunal está integrado por Andres Repetto, Luis Piedrabuena y  Daniel Varessio .

Acusaciones a los cuatro policías:

- Mardones Vázquez fue acusado de vejaciones en concurso ideal con lesiones leves en carácter de coautor.

- Medina por vejaciones en carácter de coautor.

- Escudero vejaciones en concurso ideal con lesiones gravísimas en carácter de autor.

- Rubilar por vejaciones en concurso ideal con lesiones gravísimas por omisión impropia en carácter de autor.

El hecho ocurrió el 8 de marzo de 2018 en la zona del alto de la ciudad de Neuquén. Tras el llamado telefónico de un vecino que alertó sobre la presencia de un joven que había ingresado a un edificio previo dañar una ventana, los oficiales de la comisaría Primera acudieron al lugar.
Luego de una corta persecución, detuvieron a Agüero, quien tras dañar una ventana intentó fugarse y arremetió dos veces contra una puerta de Blindex sin lograr su cometido.

Una vez que los efectivos policiales le imposibilitaron la huida, Mardones Vázquez le pegó dos golpes de puño en el rostro y lo dejó tendido en el piso. Seguidamente Medina le dio al menos dos patadas en la cabeza mientras se encontraba en el suelo.

Los últimos en arribar al lugar donde se encontraba la víctima fueron, Escudero que también lo agredió cuando se encontraba tirado en el piso y boca abajo, pegándole al menos dos patadas; y Rubilar, que observó lo que sucedía y a pesar de ostentar mayor jerarquía que sus compañeros, no hizo cesar las conductas.

Después de los golpes, Escudero arrastró al joven por el suelo mientras ya se encontraba esposado. Diarimente Neuquén