ATE para y bloquea los servicios en Cinco Saltos

La medida de fuerza rige desde la madrugada. El sindicato rechaza un aumento en cuotas prolongadas y el fin de la persecución política a los trabajadores

Foto (Archivo)

Desde la madrugada de este martes ATE bloquea varios sectores de funcionamiento de Cinco Saltos en demanda de la reapertura paritaria que firmaron otras entidades sindicales y demanda el cese del hostigamiento hacia los empleados municipales. Desde allí anunció un paro hasta encontrar respuesta.

La medida de fuerza busca revertir el incremento salarial suscripto entre el intendente Germán Epul y los sindicatos UPCN y Soyem. Se trata de un 33% en cuatro cuotas que terminarán de pagarse en octubre.

“En marzo pasado el intendente terminó de pagar la última cuota por la pérdida de poder adquisitivo de 2018 y disfraza de semestral un acuerdo que termina de pagarse en cómodas cuotas casi a fin de 2019”, expresó Dora Fernández, secretaria general de la seccional Norte de ATE.

Apenas se conoció el pacto entre el gobierno municipal, UPCN y Soyem, ATE declaró el estado de asamblea permanente ante un descontento indisimulable entre los trabajadores.

Además, ATE denuncia la persecución hacia el personal que participa en organizaciones políticas no oficialistas.

“Un claro ejemplo del revanchismo de Epul sucedió tras una protesta en diciembre pasado: varios empleados fueron cambiados de sector y le retiraron los vehículos municipales sobre los que trabajaban. Pocas veces se vivió esto en democracia”, advirtió Fernández.

Asimismo, la dirigente denunció que los jefes obligan a los trabajadores a subirse al parque automotor de Cinco Saltos en pésimas condiciones de seguridad: sin frenos ni luces.

“Quien se niega a cumplir con la tarea encomendada es desplazado de su tarea. Vamos a realizar una denuncia y exigir una auditoría de la Secretaría de Trabajo”, agregó Fernández.